Las ventajas que conlleva ser un empleado multitarea

Las ventajas que conlleva ser un empleado multitarea

Cuando uno se plantea buscar empleo debe sopesar las cualidades que ofrece a los empleadores y también los eventuales defectos que, son una dosis de autocrítica, todos deberíamos poder llegar a identificar. En tal sentido, actualmente el mercado laboral, a los usuales factores curriculares, manejo de idiomas extranjeros, postgrados, maestrías y certificaciones, para ciertos cargos está prefiriendo habilidades de otro tenor que es igualmente tener en cuenta para maximizar las posibilidades de ser exitosos en el proceso de búsqueda.

Se trata de la creciente demanda por empleados capaces de efectuar varias funciones a la vez, especialmente en ciertas industrias como el consumo masivo, retail y el rubro tecnológico, así como en pequeñas y medianas empresas con estructuras pequeñas donde resultan ideales debido a su capacidad para realizar diferentes acciones simultáneamente. Igualmente, son ideales en firmas de consultoría.

Llamados trabajadores o profesionales multitarea, según sea el caso, en los mencionados sectores son muy apreciados porque pueden desplegar el máximo de sus capacidades y resolver múltiples situaciones a la vez, gracias a que se trata de personas que ejercen labores que van más allá de su descripción de cargo, con habilidades que les permiten manejar varios proyectos y/o ideas, y que saben determinar con mayor precisión lo que es más importante o urgente.

Dentro de las organizaciones estos perfiles calzan especialmente en las áreas de apoyo, como finanzas, recursos humanos, tecnología y marketing. No tanto, en cambio, en aquellas relativas a producción e ingeniería. También son trabajadores idóneos para las empresas que deciden mantener estructuras más ajustadas y con menos personal.

Pero su atractivo no radica exclusivamente en su multifuncionalidad: generalmente son individuos que rinden sobre la media y por lo tanto resultan más productivos, y por añadidura se convierten en un modelo a seguir que nivelan para arriba a los equipos. En consecuencia, son apetecidos porque se les asocia con el alto desempeño y con proveer a los empleadores mejores tiempos de respuesta, menos costos y más oportunidades de negocio.

Impacientes. proactivos y productivos

La principal característica de un trabajador multitarea es su habilidad para reconocer sus objetivos y planificar, por lo cual son buenos organizando su agenda y no pierden el foco. Además suelen estar altamente motivados y poseen visión estratégica, se impacientan frente a la inactividad y por ende lo normal es que exhiban altos grados de energía, proactividad y cuenten con nociones de diferentes áreas de la organización o del área donde se desempeñan.

Ahora bien, para calzar con este perfil se debe tener en cuenta lo siguiente:

– Un empleado multitarea es capaz de resistir la presión que significa el hacer varias tareas diferentes y generar resultados.

– Sabe priorizar y concentrarse en las labores que exigen más tiempo.

– Se da cuenta cuándo es el momento apropiado para terminar una tarea.

– Muestran disciplina y método.

– Son equilibrados para aprovechar positivamente la tecnología, sin provocar desconcentración.

– Son flexibles y poseen mayor capacidad de adaptación a los cambios.

Cumplir de verdad con el perfil

En algunas organizaciones hacen un diseño de equipos de trabajo donde se mezclan personas con cargos especializados con empleados multitareas. La idea es que se produzca un mix de conocimientos técnicos con capacidad ejecutora, dinámica que se da principalmente en empresas con mayores recursos y estructuras matriciales.

En otras compañías la demanda de este perfil depende del tipo de liderazgo que se requiera: por ejemplo, un jefe de esas características  probablemente necesitará rodearse de empleados más especialistas, mientras que un líder más enfocado puede que deba recibir el apoyo de un equipo formado por colaboradores multitareas.

Pero ojo, presentarse como un empleado capaz de realizar varias cosas al mismo tiempo puede dejar de ser positivo si no se garantiza que las obligaciones laborales serán ejecutadas impecablemente y, por tanto, de mejor forma que aquellos trabajadores que hacen una cosa por vez.

Hay que garantizar que al momento de asumir no se perderá el foco ni la capacidad de análisis y aprendizaje, de modo que el empleador podrá estar tranquilo respecto de los resultados esperados. Si usted no está en condiciones de asegurar esto, entonces no intente asumir múltiples funciones. Recuerde que desplegarse en varios frentes sin tener los atributos para llevar a cabo todo de buena forma puede llevar a que ninguna tarea se haga enteramente bien, y que varias cosas hechas a medias tienen un impacto negativo para la organización y ciertamente para uno mismo.

Está claro que no todos, probablemente muy pocos de nosotros, tenemos las cualidades para ser un empleado multitareas, pero si se cuenta con las características apropiadas, entonces las posibilidades de ser aceptados en organizaciones que buscan ese perfil no tan abundante se incrementarán considerablemente.

1 comment
admin
ADMINISTRATOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

1 Comment

  • Roberto
    10 agosto, 2016, 5:05 am

    Hola Fernando.
    Estoy de acuerdo contigo en que ofrecer múltiples funciones o ser multifuncional es una ventaja A la hora de buscar trabajo. Sin embargo, El concepto de multitarea es ambiguo pues Es sinónimo de estrés y de ineficiencia.
    Saludos.
    Roberto

    REPLY