Los beneficios de contar con un posgrado

Los beneficios de contar con un posgrado

Mejores salarios, más calidad de vida y acceso a atractivas opciones de empleo son algunas de las ventajas que otorga contar con dichos estudios, en un mercado laboral cada día más exigente.

El mercado laboral es cada vez más complejo, en todas las áreas de trabajo y profesiones, por lo que contar con herramientas que permitan destacar se hace fundamental. Una forma de conseguirlo es crecer en lo académico, siendo los posgrados uno de los mecanismos que mejor funcionan.

Para Alvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com, dado el alto nivel de competitividad actual cursar un posgrado posibilita ampliar los conocimientos y habilidades, extender las redes de contactos y posicionarse mejor que quienes no cuentan con ellos. “Si lo cursas, tendrás cuatro veces más posibilidades de acceder a un cargo gerencial. Lo importante es hacerlo en el momento adecuado y, en ese sentido, lo ideal es dos o tres años después de haber terminado la carrera, para dejar un tiempo para poner en práctica los conocimientos adquiridos”, comenta Vargas.

El ejecutivo agrega que si bien a mayor conocimiento, más posibilidades de conseguir un puesto, un empleo no sólo se obtiene por contar con un posgrado, sino que la experiencia laboral también influye. Claudio Aguilar, director de postgrado y programas de la Universidad Técnica Federico Santa María, afirma que la razón principal para realizar estudios de pos-grado es que boyen día la sofisticación de los trabajos hace que las personas necesiten mayor cantidad de herramientas y especialización. “En una carrera de pregrado los muchachos se forman en términos generales, pero el posgrado hace que las personas se especialicen en una disciplina o área especifica. Entonces, la razón fundamental es porque necesitan mayor especialización para responder a los desafíos de la industria moderna”.

VENTAJAS

Existen múltiples ventajas para emprender estudios de posgrado, como mejorar el salario o la calidad de vida. Además, el profesional se convierte en especialista en una determinada área o disciplina, al contar con mayor conocimiento y más herramientas. “Al estudiar un posgrado puedes acceder a una red intelectual o de gente técnica especialista que te permite llegar al conocimiento ea propuestas de solución”. describe Aguilar.

Del mismo modo, Néstor Milano, director ejecutivo de Laborum Chile, Perú & Venezuela, asegura que las ventajas son variadas, aunque destaca el hecho de adquirir competencias especificas en un área y hacerse experto en esta. “La especialización ayuda a los profesionales a optar por mejores oportunidades laborales dentro de su misma empresa o ser más competitivos en el mercado laboral”, asegura. Si bien hacer un postgrado implica una importante inversión en tiempo y dinero, de acuerdo con Vargas permite al mismo tiempo tener más seguridad de sí mismos y posicionarse de mejor manera en el mercado del trabajo. “Quienes cuentan con este tipo de perfeccionamiento son merecedores de un mayor respeto por parte de sus pares y, al ser más valorados, es posible que reciban un mejor salario y así mejore su calidad de vida”.

CÓMO ELEGIR

Según Aguilar, hay algunos aspectos que se deben considerar antes de iniciar un posgrado. En primer lugar, es necesario preguntarse para qué quiere emprender dichos estudios y si efectivamente tendrá impacto para mejorar la calidad de vida y profesional. También hay que compatibilizar los gustos personales con los requerimientos del país.

“Hay que entender que los posgrados científicos en Chile están orientados básicamente hacia la investigación y eso se desarrolla en la universidad. Entonces, si alguien quisiera desarrollar su carrera laboral y profesional en investigación tienen que pensar que eso irá ligado, principalmente, a la universidad y los centros de investigación”, asegura el académico de la U. Federico Santa María. Por lo tanto, explica, hay que proyectarse de 5 a 10 años sobre qué te gustaría hacer y en virtud eso ver las posibilidades de financia- miento y el tiempo necesario para hacer un , postgrado y ver cómo eso podría impactar en la especialización y calidad de vida.

De acuerdo a Vargas, el paso siguiente es definir dónde cursarlo, en el país o en el extranjero, ver las posibles formas de financiamiento para ello y, finalmente, seleccionar la universidad o escuela de pos-grado más apropiada para el propósito trazado. “La recomendación es indagar sobre la reputación y el prestigio de los centros en nuestra área de interés. La calidad de los docentes y el contenido de los programas son claves para medir el prestigio de las instituciones y la profundidad del estudio, porque no queremos que se repitan los contenidos adquiridos durante la carrera”, puntualiza.

Finalmente, el ejecutivo de Trabajando.com comenta que se debe considerar si estudiar un posgrado en una determinada casa de estudios hará que el currículum sea más atractivo para las empresas y tener opciones efectivas de contratación.

– Complementar o profundizar

Otra forma de enfocar la decisión de tomar un pos-grado es tener en cuenta dos criterios: dónde te gustaría trabajar y las fortalezas profesionales con las que cuentas ‘Una vez determinados los puntos fuertes del estudiante yo! trabajo al que quiere dedicarse, seleccionar el título del posgrado a cursar no será tan complicado, dado que ya ha realizado una carrera y los intereses estarán relacionados con ella en la mayoría de los casos”, dice Alvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com.

La disyuntiva entonces se planteará entre la especialización o la complementariedad de conocimiento, es decir, si quiero estudiar algo para complementar la carrera de progrado estudiada o para profundizar en ella.

– 2.068 cursos de postgrado y/o especializaciones se realizaron en Chile durante 2014, según cifras del Consejo Nacional de Educación (CNED).

– Compatibilizar trabajo y estudios con la vida personal

Néstor Milano, director ejecutivo de Laborum Chile, Perú &Venezuela, entrega algunas claves para lograr que la vida laboral y persona sumadas a los estudios de posgrado, no se vuelvan en una montaña imposible de subir. Estas son:

1. Tomar esas decisiones en familia Al hacerlo de esta manera, todo el grupo se involucrará en la rutina del quien estudia y trabaja y no habrá reproches por los tiempos ocupados.

2. Ser consciente a la hora de definir horario de estudio y trabaja Se debe aprender a evaluar las capacidades de cada día y entender hasta qué punto se puede rendir.

3. Nunca estudiar más allá de la 1:00 am. Esto sólo provocará ser menos productivo en el trabajo y tener menos espacio y ganas para disfrutar de la vida en familia o con amistades.

4. Los expertos recomiendan realizar actividades que permitan desestresarse, como los deportes o ejercicios de respiración y relajación o la meditación.

5. Proponer rutinas sólidas de estudio. No sirve estudiar mientras se está en Whatsapp o Facebook. Es importante fijarse una disciplina de estudio.

– “Quienes cuentan con este tipo de perfeccionamiento son merecedores de un mayor respeto por parte de sus pares y, al ser más valorados, es posible que reciban un mejor salario y así mejore su calidad de vida”, Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com

 

Por Eliana Chong M.

admin
ADMINISTRATOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply