12 ideas para subirte el sueldo fuera del horario de oficina

12 ideas para subirte el sueldo fuera del horario de oficina

Una diseñadora atiende la barra de un bar el fin de semana, una publicista hace manicure a domicilio y una profesora maneja un Uber de jueves a domingo. Todas mejoraron sus ingresos sin pasar por la plancha de pedir un aumento al jefe.

Preparar mojitos

Constanza Cáceres (26) es diseñadora de vestuario y lleva poco más de un año trabajando en Manufacturas de Vestuario (Mavesa). Entró a la empresa cuando hizo su práctica y luego la contrataron a jornada completa. Después de acomodarse en sus nuevos horarios, Constanza empezó a pensar en un departamento propio. Fue ahí cuando se le presentó la oportunidad de ocupar el tiempo que le quedaba fuera de la oficina en un pituto. “Soy bartender del bar El Túnel. Voy viernes y sábados de 22:30 a 5 de la mañana, y gano entre $180.000 y $200.000 al mes, con la propina incluida. Mi trabajo es preparar piscolas y tragos como mojito, tequila, daiquiri, etcétera. Nada difícil. En una noche hago más de 100 cócteles”, dice Constanza, para quien perder los fines de semana trabajando no ha sido tema. “Lo paso bien, es como una terapia. Mi motivación para partir fue ahorrar dinero y también por curiosidad. Trabajar en esto es ver el lado B de un carrete, analizar cómo se comporta la gente en ese ambiente, observar todo el entramado de la cacería”.

Maquillar y peinar novias

Este verano, María Jesús Collado (25) se fue de vacaciones por tres semanas a Panamá y Costa Rica. El 2014 recorrió Europa por dos meses. Ambos viajes se los costeó con los ingresos de su pega adicional: maquillaje y peinados para matrimonios. Esta periodista, jefa de relaciones internacionales en la Fundación Belén Educa, lleva más de dos años arreglando a novias y madrinas los viernes y sábados por la tarde. “Cuando estaba en la universidad hice un curso de maquillaje y luego de peinado. Pero hace dos años lo hago como trabajo. Partí maquillando gratis a mis amigas que se casaban, para hacerme un nombre, y ahora trabajo prácticamente todos los fines de semana. Es compatible con mi trabajo estable, porque el viernes salgo más temprano”. María Jesús cuenta que sus ingresos varían según la temporada. “En junio puedo tener una novia y en noviembre puedo tener novias todos los fines de semana. Ahí me duplico el sueldo de mi trabajo formal”. ¿El costo de trabajar fuera del horario de oficina? “Perder los sábados y no poder escaparme a la playa, nada más. Lo paso chancho, nunca me ha tocado una novia histérica, es un día donde todos están felices y hay comida rica”. Instagram: mjesuscollado@gmail.com.

Manicure a domicilio

María José Jaramillo, publicista de 38 años, trabaja desde las 8:30 a las 18:30 del día en una empresa de vía pública. Cuando llega a su casa, en Vitacura, no piensa en llegar a recostarse en su cama, sino que en sacar todos los colores de los esmaltes de uña que tiene. “Hago manicure y pedicure. En la semana las clientas van a mi casa y el fin de semana voy a domicilio”, dice. María José cuenta que en noviembre creó su emprendimiento, Emma Hands Beauty (en Facebook), luego de hacer un curso de manicure. “Siempre me las había hecho yo y se las hacía a mis amigas, pero hice el curso para que fuera más profesional y poder cobrar lo que corresponde, porque necesitaba aumentar mis ingresos. Gano entre $200.000 y $300.000 al mes”.

Dar clases

“Siempre he sido económicamente independiente y hoy no es la excepción”, dice Marcela Pacheco (36), periodista en el Ministerio de Educación, en Temuco. Con un horario fijo de 9 a 17 horas, de lunes a viernes, Marcela se las arregla para pitutear en varias partes. “Realizo asesorías comunicacionales a empresas, hago clases en educación continua en la Universidad Santo Tomás de Santiago y manejo mi pyme que armé cuando me gané un Capital Semilla y se tiene como objetivo la atención personalizada, mientras haces compras”, explica Marcela, que una vez al mes debe viajar a Santiago para hacer sus clases. “El dinero de los pitutos son extras que me permiten una vez al año cambiar juego de living, cortinas, juegos de cama, viajar y mantener un ahorro para el futuro”.

Vender por Facebook

“Ha sido mi salvación”, asegura Paola Cabezas, asistente gerencial en una empresa consultora, quien hace siete años se dedica a vender accesorios femeninos a través de redes sociales en sus ratos libres. “Invertí una cantidad para poder comprar mercadería y después me fui cambiando de proveedores. Vendo perfumes, accesorios, lentes de sol, carteras, zapatos y joyas, todo original. Hoy, este es mi segundo ingreso fijo. En promedio son $700.000 a $800.000, sacando la inversión”, detalla Paola, de 39 años y oriunda de Maipú, que en un momento colapsó con tanto trabajo. “Me tenía que duplicar, pero ahora me ayuda mi pareja. Este ingreso extra me sacó de todas mis deudas, porque estaba encalillada hasta la corona. Pude cerrar todas las tarjetas y ahorrar. Después me compré un auto y lo pagué al contado”. Facebook: PMStore (joyas/relojes).

Manejar con Uber

En junio del año pasado, Daniela Jaque (26) no tenía auto y las pocas veces que conducía uno, se perdía. Un mes después y envalentonada por una amiga, se compró un auto y se asoció a Uber, la aplicación que permite que cualquiera se convierta en taxista. “Me gustó que tuviera horarios flexibles, uno elige cuando conectarse, entonces, no interfiere con mi trabajo como psicopedagoga”, cuenta Daniela, cuyo empleo formal es en un colegio rural, en El Monte, donde trabaja con niños de primero y segundo básico, de lunes a viernes. De jueves a domingo, de ocho de la tarde a dos de la madrugada, Daniela se sube a su auto, se conecta a Uber y recorre el sector oriente acarreando pasajeros. “Con este pituto, a veces consigo el doble de mi sueldo formal. En promedio hago de $200.000 a $250.000 a la semana, obviamente de ahí tengo que descontar la bencina. Yo no tenía auto y no estaba en mis planes tener uno como psicopedagoga. Ahora viajo harto. Hace poco fuimos a Mendoza con mi mamá y ya tengo el proyecto de comprarme otro auto”, dice Daniela.

Exprimir la profesión

Tamara Miranda (32) es terapeuta ocupacional y decidió sacarle el jugo a su cartón. Como directora de Escuela de Terapia Ocupacional de la Universidad Santo Tomás de Valdivia, tiene que cumplir con 45 horas semanales en su cargo de oficina. Tanto trabajo administrativo la motivó a darle un giro a su vida y aumentar sus ingresos. “Decidí sacarle el jugo al ejercicio libre de la profesión. Por eso partí con atenciones particulares a niñas y niños con diferentes dificultades, a través de la técnica de interacción sensorial, que consiste en jugar con ellos. Si tengo una consulta salgo, voy al auto, me cambio de ropa, me pongo jeans y zapatillas y hago la terapia de una hora, después me vuelvo a poner la tenida formal, me maquillo y llego a una reunión en la universidad. Es como disfrazarse, además es muy gratificante trabajar con niños”, explica Tamara, quien pudo comprarse el iPhone 6 plus por este trabajo extra. “Actualmente atiendo cuatro horas a la semana y con eso gano $240.000 al mes y la alegría de los niños”.

Trajo un contenedor de Indonesia

Desde las ocho de la mañana hasta las cinco y media de la tarde, Fabiola Lillo (35) trabaja como ingeniera en negocios internacionales en una multinacional de la Quinta Región. En sus horas de almuerzo y en las tardes libres responde los mensajes que le llegan a su tienda virtual, Espacio interior Bali en Facebook, y los fines de semana, canta jazz y bosanova en algunos restaurantes. “Lo que me mueve es el arte, lo hago por satisfacción personal y porque me ayudan a aumentar mis ingresos”, dice Fabiola, quien el 2014 viajó a Indonesia y se trajo un contenedor con decoración. “Con mis ahorros fui y elegí cada objeto: espejos de nácar, fuentes de piedra, de mármol, esculturas de bronce, etcétera. Ahora me quedan las últimas cosas y en agosto viajo a buscar el segundo contened o r . Por la tienda recibo entre $400.000 y $600.000 mensuales. Estoy empezando a recuperar la inversión”, cuenta. Además gana en promedio $80.000 por cada hora que canta en sus presentaciones: “Lo único que necesito es ensayar y tener un repertorio”.

Sillas y mesas para cumpleaños Andrea Alegría (36) lleva cinco años trabajando en una empresa de insumos mineros y desde hace uno, tam bién se dedica a arrendar mesas, sillas y mantelería para cumpleaños infantiles. “Buscando ideas en Pinterest me di cuenta de que esto podía ser un emprendimiento. Así que me decidí y me ha ido súper bien, tengo todos los sábados y domingos arrendados”, cuenta la ingeniera en comercio internacional, quien junto a su marido, se dedican todos los fines de semana a armar fiestas infantiles. “Es harto trabajo buscar temáticas, mandar a hacer las cosas, tener la mantelería planchada. Voy invirtiendo de a poco, a medida que la gente va pidiendo, por ejemplo sillas de la Peppa Pig o de Los Vengadores. Gano $150.00 a $200.000 por fin de semana”. Fanpage en Facebook: Divertiday.

Consultora Natura

Celia Poblete (46), ingeniera comercial en Telefónica, cuenta que siempre ha sido compradora por catálogo en distintas marcas. “Como trabajo hasta las seis de la tarde y después tengo que llegar a ver a mis chicos, el tiempo no es mucho. Además, no me gusta salir a vitrinear. Un día quise hacer algo nuevo y ocupar mi cabeza en otra cosa, entonces pensé en vender por catálogo. Ahí me gustó Natura por el concepto de cuidar el medio ambiente. Yo aprovecho de venderles a mis amigas, a mis conocidas y a las compañeras de trabajo. Ando con un catálogo en mi bolso y otro en la oficina”, dice Celia, quien cuenta que el ingreso de su pituto le aporta en 5% a su ingreso mensual. “Es muy entretenido porque conoces gente de todos los ámbitos. Tienes que aprender a vender un producto, a hablar, a convencer de la nada, etcétera. He aprendido técnicas que me han servido para mi trabajo formal”, agrega.

Vacaciones gracias a un anillo El pituto de Gabriela Guzmán (41) partió de casualidad. En la Navidad de 2006, esta sicóloga se puso a hacer joyas de bisutería para regalárselas a sus amigas y le quedó gustando. Se metió a un curso de orfebrería en la escuela Plat-Art y se dedicó a las joyas de plata. “Nunca pensé en trabajar con oro, hasta que un día me pidieron hacer unas argollas de matrimonio. Ahí entendí que el tema daba para ganar lucas, así que partí haciendo argollas y anillos de compromiso”, dice la psicóloga, que trabaja de lunes a viernes en un centro de salud familia, en Recoleta. Gabriela le dedica las tardes y los fines de semana al taller que armó en su departamento. “Me relaja mucho hacer joyas y además me aporta mucho. En un mes malo puedo ganar $200.000 y en un mes bueno, más de $800.000. Con un anillo de compromiso me pagué unas vacaciones a Machu Pichu, el 2014”. ¿Mucho gasto la inversión? “No, porque lo más caro es comprar la pulidora, que puede costar $60.000. Los materiales van incluidos en el precio”. Facebook: Gabriela Guzmán Joyería — Orfebrería

Redes de mercadeo con Oriflame

Gianinna Miranda, de 40 años, cuenta que le dedica casi más tiempo a su pituto que a su empleo formal. Esta administradora pública que tiene una consultora de medio ambiente en Machalí como empelo formal, lleva un año como socia empresaria de Oriflame. “Conocí la marca cuando salí de la universidad y ahí supe que además de tener un ingreso extra por la venta por catálogo, también se podría tener un ingreso a través de armar tus redes de mercadeo. Y así partí. Gano ingresos a partir de las ventas que hacen mis redes. La ganancia puede ser entre el 3% y el 21% de lo que venden tus contactos. Actualmente gano $400.000 cada 21 días”, explica Gianinna, quien se fue a San Pedro de Atacama con las ganancias de su pituto.

Gana unos pesos extra por avisar que se vende una casa

Otra forma de aumentar los ingresos la ofrece la plataforma de negocios inmobiliarios http://www.dathom.cl, a través de los “cazapropiedades” (o captador de propiedades digital). Acá se trata de que un ciudadano común reciba un ingreso por aportar datos básicos de propiedades en venta o en arriendo por terceros y por invitar a amigos a hacerlo. Frank Araneda, director ejecutivo, lo explica. “La persona se tiene que registrar en la página y cuando tenga un dato, lo ingresa. Lo principal es la dirección, el teléfono y el mail de contacto del duelo de la propiedad. Uno puede tener el dato de un tío que venda o de un desconocido que encontró gracias a un cartel de venta que no esté con corredor. Cuando nos llegan los datos, los verificamos, llamamos al propietario y generamos un acuerdo comercial, lo contactamos con el mejor corredor de propiedades y cuando la propiedad se vende, la persona que dio el dato, el “cazapropiedades”, gana un porcentaje de la comisión de la venta. Por ejemplo, si una casa se vende en $50.000.000, el cazapropiedades recibe $100.000. Lo único que tiene que hacer esta persona es estar atento”.

“El 83,5% de las mujeres en Chile gana menos de $550.000 líquidos, eso marca que
ellas necesiten un trabajo adicional para aumentar sus ingresos”, dice Néstor Milano,
director ejecutivo de Laborum.

Consigue el sello para que el estado te premie

Sello Empresa Mujer, se llama la iniciativa que lanzó hace dos semanas ChileCompra para disminuir la brecha de género y apoyar el crecimiento de las mujeres emprendedoras, facilitando su acceso como proveedoras de servicios del Estado. El sello es una distinción que permite identificar a todas las empresas que son de propiedad de mujeres para que ese factor sea considerado en las bases de licitación por parte de los organismos públicos y así aumentar la participación y el sueldo de las mujeres

¿Cómo se consigue? Si la mujer que vende es una persona natural, la validación se hace automáticamente a través del Registro Civil. Si se trata de una persona jurídica, en el portal http://www.mercadopublico.cl se pide cumplir con dos condiciones: que más del 50% de la propiedad de la empresa sea de una o más mujeres y que su representante legal o gerente general sea mujer. Esta validación se hace a través del registro ChileProveedores.

“Con un anillo de compromiso me pagué unas vacaciones a Machu Pichu, el 2014”, Gabriela Guzmán, sicóloga y orfebre.

Daniela Torán

84 comments
admin
ADMINISTRATOR
PROFILE

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply

84 Comments

  • Nestor Riba
    30 diciembre, 2016, 5:48 pm

    Te explicamos como cambiar tu situacion financiera desde casa siguiendo estos pasos: http://trabajosdesdecasa.org

    REPLY
  • gomes
    23 julio, 2017, 7:16 pm

    Soy un prestamista de préstamo potencial y dar préstamo a los pobres y necesitados, si necesita préstamo urgente en contacto conmigo ahora en mi dirección de correo electrónico jackballard396@gmail.com
    Mi trabajo es ayudar a los pobres y necesitados para contactarme ahora

    te amo

    REPLY
  • FERNANDO ALVARES
    11 agosto, 2017, 4:06 pm

    hola mi nombre es Fernando Alvares. Quiero hablar con una señora que ofrece una buena garantía y préstamo rápido a cualquiera .Con que me hice dueño de una empresa de alimentos en gran Équateur.je sugiero que haga lo mismo. con él es total confianza. aquí es su dirección: jacquelinefinance8@gmail.com

    REPLY
  • FERNANDO ALVARES
    11 agosto, 2017, 4:07 pm

    hola mi nombre es Fernando Alvares. Quiero hablar con una señora que ofrece una buena garantía y préstamo rápido a cualquiera .Con que me hice dueño de una empresa de alimentos en gran Équateur.je sugiero que haga lo mismo. con él es total confianza. aquí es su dirección: jacquelinefinance8@gmail.com

    REPLY
  • Oferta de Prestamo Urgente
    26 agosto, 2017, 7:29 am

    Buenos días señor / señora,

    Esta es una buena oportunidad para obtener un préstamo. Ofrecemos préstamos de todo propósito y nuestra tasa de interés es del 2% y nuestro proceso de préstamo es muy rápido también.

    Estamos dispuestos a hacer todos sus problemas financieros una cosa del pasado. Si usted está realmente dispuesto a resolver sus problemas financieros. Contacte con nosotros ahora a través de correo electrónico con el fin de proceder a la transacción.

    Nuestro correo electrónico es: excelsiorcreditor00@gmail.com

    Esperamos hacer negocios con usted.

    Saludos,

    La Sra. Jane Freeman.

    REPLY