Optimiza los tiempos y recursos dentro de las empresas

Optimiza los tiempos y recursos dentro de las empresas


A raíz de la discusión de la rebaja de la jornada laboral e incertidumbre sobre los niveles de productividad en Chile, de acuerdo a Laborum.com, lo más importante para las empresas es motivar a los colaboradores a realizar un mejor trabajo y ordenar las tareas por objetivos al interior de las compañías.

Luego de un año de debates e intensas discusiones en el mundo político, el proyecto de ley de una jornada laboral de 40 horas semanales tomó fuerza y hoy está en plena discusión en la Cámara del Senado. Esto en el contexto de las demandas sociales y un mes de grandes movilizaciones que se han tomado prácticamente todo el país

Estas instancias han puesto a prueba a diferentes empresas, provocando que reformulen sus tiempos y métodos de trabajo para poder ajustarse a las complicaciones que han tenido los colaboradores, producto de la destrucción de las diferentes alternativas de transporte. Sirviendo, paradójicamente, como una especie de marcha blanca del teletrabajo y flexibilidad laboral.

“Lo que hemos podido ver durante estas últimas semanas, es que la situación actual del país ha llevado a que las organizaciones tengan que replantear y revaluar sus estructuras y procesos de trabajo. De acuerdo algunos estudios realizados en este tiempo, las empresas han estudiado la efectividad/productividad de la implementación de proyectos, observando en varios casos un aumento de la productividad de los colaboradores frente a la flexibilidad y acceso a home office. Esto se presenta como una ayuda para dejar de estigmatizar la reducción de jornada laboral y mostrar que lo importante es la organización de las tareas semanales o mensuales”, comenta María Jesús García-Huidobro, gerenta de marketing de Laborum.com. 

Consejos para optimizar los recursos en las oficinas:

De acuerdo a una encuesta realizada por la compañía debido al estallido social, el 58,5% de las personas ha tenido acceso a la flexibilidad laboral y 8,8% al teletrabajo. Además, el 75,7% apoya el proyecto de las 40 horas laborales.

1. Creación de objetivos específicos: Es importante que los empleadores traspasen un buen mensaje en relación a los objetivos de la compañía. De esta forma, los trabajadores sabrán cómo tienen que realizar su trabajo y cuáles serán sus prioridades, optimizando así el tiempo que utilizan en cada tarea. 

2. KPI: Se recomienda trabajar en base a objetivos semanales o mensuales. Lo importante es que las personas entiendan cuáles son las tareas que deben realizar, el tiempo que tienen para desarrollarlas y la priorización con que deben ejecutar cada trabajo. Es más, el cumplimiento de horas laborales bajo este modelo se relativiza en función de concretar los compromisos. 

3. Compromiso personal: Junto con mejorar estándares por parte del empleador, es necesario fortalecer la eficiencia con que cada persona afronta sus tareas diarias. Por eso, una herramienta a considerar es distribuir las horas totales de una jornada diaria y asignarlas equitativamente a las labores que deben ejecutarse. Así se fomenta la coordinación, aumenta la productividad y el trabajador se hace responsable de sacar adelante las tareas asignadas.

4. Empresas más flexibles: También es necesario entender que el mundo laboral está cambiando y que los colaboradores tiene nuevas ambiciones y necesidades, como por ejemplo, complementar su vida laboral con la vida personal. Por eso es importante que gradualmente puedan incorporar políticas de flexibilidad de acuerdo a la realidad de cada empresa, ya sea a nivel horario o respecto al lugar físico donde se ejecuta una labor (teletrabajo).

Déjanos tu comentario

Tu direccion de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply